29/07/2016 17:31
“FACEBOOK VIOLA NUESTRA PRIVACIDAD DE MANERAS QUE NI ENTENDEMOS”
Entrevista a Solana Larsen, activista por los derechos digitales y editora de la iniciativa global Web We Want

“Facebook viola nuestra privacidad de maneras que ni entendemos”
Solana Larsen durante su visita al CCCB de Barcelona (Albert García)

La internet de 2016 no tiene nada que ver con la idea original de la red que teníamos hace veinte años. Por sorprendente que parezca, cada vez hay menos links, los enlaces están siendo reemplazados por comentarios y por “me gusta”. En este tiempo las grandes corporaciones de internet han conseguido cambiar los hábitos de la población a la hora de conectarse.

Mientras tanto, el debate sobre cuánto poder deben tener empresas como Facebook o Google sobre las comunicaciones y los datos personales de sus usuarios se está intensificando. El Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) ha organizado diversos talleres con el objetivo de reflexionar de forma crítica y creativa sobre la transformación de internet.

Una de las ponentes invitadas dentro del ciclo “Univers Internet” ha sido la activista por los derechos digitales Solana Larsen. Actualmente es editora de la iniciativa global Web We Want de la World Wide Web Foundation y forma parte del equipo de FASTAfrica. Anteriormente había trabajado en la comunidad internacional de bloggers Global Voices y en la web de debate OpenDemocracy.net.

La red está contaminada”
Solana Larsen

Activista por los derechos digitales en internet

La Vanguardia: Hoy en día se debate sobre la centralidad de la red, el hecho de que para mucha gente internet se haya reducido a entrar a redes sociales como Facebook, Instagram y YouTube. ¿Cuáles son los problemas de esto?

Solana Larsen: Esos usos diarios no tienen que ser problemáticos. Yo busco en Google cada vez que voy a un restaurante, o si tengo que saber cómo ir de un sitio a otro. Hay usos que facilitan nuestras vidas diarias. Pero pienso que también hemos de usar internet de una manera crítica para informarnos mejor como ciudadanos.

Debemos leer noticias y consultar la prensa, pero también leer otras fuentes y ser críticos con la información que leemos. De la misma manera que antes nos sentábamos el domingo con un buen periódico, también podemos sentarnos frente a la web y visitar cosas nuevas, conocer otros puntos de vista e información de otros países. En definitiva, usar internet para informarnos de una manera más profunda.

Solana Larsen ha sido una de las ponentes del ciclo de conferencias 'Univers Internet' organizado por el CCCB
Solana Larsen ha sido una de las ponentes del ciclo de conferencias 'Univers Internet' organizado por el CCCB (CCCB, Miquel Taverna)

Si antes compartíamos la información abriéndonos un blog, parece que hoy en día para mucha gente este acto de compartir se realice únicamente a través de redes sociales como Facebook.

¡Todavía se pueden abrir blogs! A mí lo que me importa no es tanto la plataforma, sino el comportamiento, que la gente esté compartiendo la información y teniendo un diálogo abierto. Es importante que contribuyamos a la web, que si sabemos algo lo compartamos, que si editamos un artículo de Wikipedia, si traducimos algo, etc. Hablo de cosas tan sencillas como explicar cómo tener flores bonitas en un jardín, o cómo coser un vestido para un niño. Debemos pensar en cómo podemos contribuir en internet.

“Facebook sabe tanto sobre nuestras vidas personales que incomoda a la gente cuando lo sabe”
Solana Larsen

Activista por los derechos digitales en internet

Lo problemático de usar una red como Facebook es que es un lugar cerrado y que viola nuestra privacidad de maneras que ni entendemos. Sabe tanto sobre nuestras vidas personales que incomoda a la gente cuando lo sabe. Y no entiendo por qué tanta gente lo permite, ¿por qué se ha convertido en algo aceptable que la mayoría de gente se sienta incómoda?

Porque a lo mejor no lo saben.

Todavía hay algunas personas que no lo saben, pero la mayoría es consciente del problema de la privacidad e igualmente deciden seguir usándolo. Creo que necesitamos organizaciones y movimientos que defiendan el derecho de los ciudadanos cuando ellos mismos no se defienden, pero también como ciudadanos hemos de tener herramientas para poder controlar mejor nuestra propia información, por ejemplo, para eliminarla definitivamente de Facebook si te decides date de baja.

Antes de convertirse en editora de Web We Want, Solana Larsen había trabajado en las iniciativas Global Voices y Open Democracy
Antes de convertirse en editora de Web We Want, Solana Larsen había trabajado en las iniciativas Global Voices y Open Democracy (CCCB, Miquel Taverna)

Se comenta que algunas redes sociales son capaces de identificar incluso a aquellas personas que no tienen un perfil. ¿Esto es así?

Sí, es así. Yo casi nunca subo fotos a internet de mi hija de cuatro años, pero tengo familiares que lo han hecho y, aunque ella no tiene correo electrónico ni ordenador, ya tiene un perfil en internet. Las redes sociales y los anunciantes saben que existe esa persona y que tiene ese nombre, a pesar de que sea menor de edad.

¿Y cómo lo saben?

Por ejemplo, porque las tecnologías que existen hoy en día para reconocer las caras están muy desarrolladas y un ordenador puede reconocer la cara de un niño incluso cuando han pasado los años y ya es adulto. Esto quiere decir que cuando mi hija sea mayor y tenga sus propias cuentas en todas estas redes sociales, los ordenadores van a poder conectar su cara como adulta con la cara que tenía cuando era niña. Su perfil le va a seguir de forma retroactiva.

Leer más

¿Dónde se almacena este perfil?

Eso es lo que no sabemos. Existen grandes empresas que venden datos a los que venden anuncios, son los llamados data broker. Estas empresas buscan información por diferentes frentes, la empacan y la venden. Las tecnologías que utilizan son muy sofisticadas y, muchas veces, secretas.

En la política norteamericana se utiliza mucho este tipo de información a la hora de comprar anuncios que solamente se mostrarán en los ordenadores de aquellas personas que votan a tal o cual partido. Hoy en día las empresas pueden elegir a qué personas mostrar cada información o publicidad, dependido de las noticias que leas en internet y de las búsquedas que hagas se te mostrará una cosa u otra.

Suena poco ético, por no decir que directamente ilegal.

No es ilegal porque no hay leyes. No hay legislación que controle este tipo de comportamientos. En casi todos los países el desarrollo tecnológico ha sido más rápido que las políticas para proteger al ciudadano o al consumidor de este tipo de prácticas.

En casi todos los países el desarrollo tecnológico ha sido más rápido que las políticas para proteger al ciudadano o al consumidor de este tipo de prácticas”
Solana Larsen

Activista por los derechos digitales en internet

Se ha demostrado que los servicios de voz de Google y Facebook pueden llegar a escuchar las conversaciones privadas de sus usuarios.

No se sabe y eso es, precisamente, lo que nos incomoda, porque es posible. Y si no es posible hoy, lo será en el futuro. La vigilancia en los supermercados, el escaneo de caras en sitios públicos, anuncios que no se ven a simple vista, todas esas tecnologías ya se están utilizando o están listas para utilizarse. Incluso existen juguetes que se conectan por Wi-Fi, que pueden hablar con el niño y que graban toda la información en un servidor en otro país. Hay muchas tecnologías que graban todas nuestras conversaciones, todos nuestros chats. Toda esa información está grabada en algún lugar, ahora bien, ¿dónde? y, ¿por qué?

La verdad es que tendríamos que estar muy preocupados. El otro día leía sobre una nevera que es capaz de enviarte fotos al móvil de su interior. Cada rincón de nuestra vida, incluso si tienes la nevera vacía o sucia, se convierte en información, quizás no pública, pero simplemente no privada. Es información que estamos regalando a empresas y, como puedes imaginarte, los que venden publicidad para limpiar neveras van a querer saber quién tiene una nevera sucia.

Público asistente a los talleres y mesas redondas 'Univers Internet' organizadas por el CCCB
Público asistente a los talleres y mesas redondas 'Univers Internet' organizadas por el CCCB (CCCB, Miquel Taverna)

¿Qué puede hacer la gente para salvaguardar su privacidad en internet?

Tenemos que educar a nuestros hijos, a nuestros padres y a nuestros amigos a entender mejor la privacidad en internet. Tenemos que hablar abiertamente de los riesgos, pero también de las oportunidades. Es una pena si perdemos nuestra esperanza. Todo esto está hecho por humanos y podemos cambiar cómo son las cosas.

Todavía pienso que podemos regular este comportamiento, que tenemos que politizarlo de una manera que forme parte de los movimientos sociales. Internet es algo muy poderoso y que usamos en todos los aspectos de nuestras vidas, por eso hemos de cuidarlo. Es como comparar vegetales orgánicos o con pesticidas. ¿Queremos un internet bueno o malo? Tenemos que enseñar a la gente a tomar decisiones de forma consciente.

Tenemos que educar a nuestros hijos, a nuestros padres y a nuestros amigos a entender mejor la privacidad en internet.Tenemos que hablar abiertamente de los riesgos, pero también de las oportunidades.
Solana Larsen

Activista por los derechos digitales en internet

Parece mentira cómo ha cambiado internet en solo veinte años.

Antes de que todo se corrompiera y se comercializara nos maravillábamos de todo lo que podíamos hacer con la red. De cómo nos podíamos comunicar instantáneamente con otra gente y con el mundo entero desde nuestro ordenador y nuestro teléfono. Nos hemos acostumbrado tanto a lo que podemos hacer que ya no lo valoramos, y se nos ha olvidado que existe un mundo donde eso no es posible, que pueden cambiar las cosas. Quiero pensar en el ‘qué queremos’ y en el ‘cómo lo vamos a lograr”. Tecnológicamente, pero también políticamente.


Fuente: la vanguardia
Por: Albert García

  

 

 

CharlieHebdo
Campaña
Dossiersdelparaiso.com
RainForest
IDLE NO MORE
Maps